miércoles, 3 de septiembre de 2014

CATARSIS EN UN DOMINGO DE SOL

(Imagen encontrada en Internet)
Por qué a esta altura tengo tantos por qué. Si la vida es linda, si la vida es risa. Por qué tengo tantas sonrisas dormidas. Si el dolor hace crecer, por qué sigue intacto. Si ya crecí, si ya entendí, si ya cambié.
Aprendí que se puede tener una vida de muchos meses y años y se pueden tener unos pocos meses que son todo una vida. Que se puede nacer en poco tiempo y mantener sólo apenas el nombre en el DNI, porque hay poco y nada de lo que fuimos hasta entonces.
Leí una de las tantas frases de Albert Einstein sobre que "las crisis son necesarias" porque aprendemos desde el dolor y por sobre todas las cosas: reaccionamos. Coincido en que muchas veces se necesita tocar fondo  para poder reparar en algo y y remediarlo. La rutina suele ponernos trabas que suelen ser indicios para despertarnos.
Los japoneses dicen que las crisis son oportunidades, si no hay cambio no crecemos.
Somos una fábrica de sueños. Muchos se hacen realidad. Otros siguen recurrentes. Lo bueno es que siguen multiplicándose.

1 comentario:

  1. Yo te admiro inmensamente por cómo has afrontado tantos cambios en tu vida

    ResponderEliminar

Qué opinás?